It’s not surprising that after spending my first years of life in the middle of coffee plantations and immersed into stories of my grandparent’s younger years in the countryside, the city doesn’t seem interesting and it even seems boring to me – notice that is the perception of a person raised almost in the center of San José-.

I think this was why the first time I came to Villa Blanca I felt in Paradise, like if I had found a time machine and was living all these stories my oldies told me once, where the worst traffic lines were caused of cows crossing in the road, the food was prepared with the ingredients planted around the place or where you could spend hours watching the shadows formed in the mountains.

I remember those pictures we used to do at school! Where we drew the little house with the green mountains in the background and a path that took us into the courtyard full of flowers? Well, that’s how I see this place, as the image I used to draw in my School notebooks, the place where my grandparents were children and played once in time.

 

[Español]

Tal y como me lo describían mis abuelos

No es de extrañarse que después de haber pasado mis primeros años de vida en medio de cafetales e historias de los años de juventud de mis abuelos en el campo, la ciudad me pareciera poco interesante e incluso aburrida – noten que lo dice una persona criada casi en el centro de San José-.

Creo que fue por esta razón que al llegar a Villa Blanca me sintiera en el Paraíso, como si hubiera encontrado una máquina del tiempo y estuviera viviendo todas esas historias que me contaban mis viejitos, en las que la mayor presa se daba por las vacas atravesadas en el camino, la comida se preparaba con lo sembrado en los alrededores o en las que se podía pasar horas viendo las sombras que se formaban en las montañas.

¿Recuerdan esas pinturas que hacíamos en la escuela? ¿En las que dibujábamos la casita con las montañas verdes al fondo y un caminito que nos llevaba hacia el patio lleno de flores? Bueno, así veo este lugar, como esa imagen que de niña solía dibujar en mis cuadernos de la Escuela, ese lugar en el que mis abuelos fueron niños y jugaron alguna vez.

firmaKarla